What Everyone Should Know Before Joining the Military / Lo que deberías saber entres de enrolarte en las Fuerzas Armadas (FF.AA.)

El ejército no es solo un trabajo. . . ¡Son ocho años de tu vida!

Desplácese hacia abajo para ver el contenido |
View in English

Seguramente has escuchado los anuncios y los trucos que usa el reclutador para convencerte. Parece ser muy bueno ¿verdad? Toda la propaganda se oye así. Pero si la vida militar no es como dicen los anuncios, tú no puedes devolverle al reclutador tu acuerdo de reclutamiento y pedirle que te deje libre. Tienes una obligación con las FF.AA. por un total de ocho años, incluyendo el tiempo que estarás en la reserva, en que pueden volver a llamarte.

QUÉ DEBERÍA SABER YO SOBRE LA VIDA MILITAR?

¿Te gusta que alguien te diga constantemente lo que tienes que hacer y cómo tienes que hacerlo? La vida militar pone, en la conducta de una persona, muchas restricciones que no serían aceptables en la sociedad civil. Los miembros de las FF.AA. deben cumplir la ley militar 24 horas al día—aunque estén fuera de servicio o fuera de la base militar—hasta que termine el contrato. La desobediencia en las FF.AA. puede resultar en corte marcial, prisión, o en ser despedido por mala conducta, un problema que dura toda la vida.


Si tú no puedes completar el tiempo de tu primer contrato, podrías perder todos o parte de los beneficios para la educación que te prometieron, y verte en la obligación de devolver todos los abonos que hayas recibido. Históricamente, cerca de un tercio (1/3) de todos los reclutas no terminan el primer contrato. 40% de los reclutas en el Army no terminan el primer contrato (Army News Service, 10/23/2014).


Además, la sección C.9.b del acuerdo de reclutamiento dice que tu condición de recluta, el sueldo, los beneficios y las responsabilidades en las FF.AA. pueden cambiar sin darte aviso, y sin prestarle atención a ninguna promesa que aparezca en tu contrato! Además las FF.AA. tienen derecho a mantenerte en reclutamiento después de la fecha en que te despiden. En los 8 años después del 11 de Septiembre del 2001, ciento ochenta y seis mil (186,000) personas fueron mantenidas en servicio activo después que su contrato había terminado (Servicio de Prensa de las Fuerzas Armadas, 2 de Nov. del 2009).


¿VOY A PERDER ALGUNOS DERECHOS BÁSICOS?

Sí. Aquí hay solo algunos ejemplos:



  • Si sales del trabajo sin permiso, o no te presentas al trabajo, pueden ponerte en la cárcel.

  • Cualquier acto de desobediencia puede resultar en castigo por cometer un acto criminal.

  • Puedes ser castigado/a sin poder usar tu derecho de hablar con un abogado, o tener un juicio.

  • Pueden ordenarte que cometas actos que violan tus valores más básicos, tal como como matar a otro ser humano.

  • Tu habilidad de pasar tiempo con tus padres, esposa o esposo, y otros miembros de tu familia será severamente limitada.

  • Te someterán, rutinariamente, a análisis para ver si consumes drogas.


cas

¿ME AYUDARÁ A ENCONTRAR UN TRABAJO?

Mucha gente entra a las FF.AA. con la esperanza de recibir entrenamiento valioso para un trabajo, pero el entrenamiento militar está diseñado para trabajos con las FF.AA., no para ayudarte a obtener un trabajo civil, más tarde. Aún en la Fuerza Aérea, que está orientada hacia la tecnología, muchos trabajos exigen habilidades militares específicas que no serán de mucha ayuda en el mundo civil.


Aunque recibas entrenamiento para una ocupación militar específica que te prometieron, es posible que no ganes experiencia en ese trabajo porque los militares no tienen obligación de usarte en el área en el que te entrenaron. El acuerdo de enrolamiento les permite a los militares asignarte cualquier trabajo que ellos decidan.


Durante el tiempo que algunos/as jóvenes pasan en las FF.AA., otros/as de la misma edad pasan esos años en un Colegio Universitario, en una escuela técnica, o ganando experiencia en algún trabajo. Como resultado de esto, el porcentaje de desempleo de jóvenes veteranos en 2017 fue 42% más alto que el de los/as jóvenes de la misma edad que no se enrolaron (Bureau of Labor Statistics, 2018).


Como dijo una vez el ex vicepresidente Dick Cheney, “el ejército no es una agencia de bienestar social; no es un programa de empleos “.


joey

¿QUÉ HAY DE LAS PROMESAS DE ABONOS?

Los abonos de “reclutamiento” no son realmente abonos pagados solo por entrar; generalmente son pagados en un largo período de tiempo y tú tendrías que devolver el dinero si no cumples con ciertos requisitos. Los abonos no se le dan a todos, y cuando se ofrecen, las cantidades más altas se le dan a gente con habilidades técnicas especiales, o que se enrolan por un tiempo más largo, o se usan para empujar gente hacia trabajos muy arriesgados para los cuales es difícil encontrar personal, tales como infantería o desarmar bombas. (Informe Rand MG950, 2010).


sage

¿ES EL DINERO PARA LA UNIVERSIDAD GRATIS Y GARANTIZADO?

Los reclutadores pueden prometerte que vas a ir “gratis” a un colegio universitario, pero no es gratis — tienes que trabajar para ganarlo. Y los beneficios no son garantizados.


El nuevo GI Bill que empezó en el año 2009 ofrece, a los/las que califiquen, más dinero que en años anteriores y les permite a miembros de las FF.AA. transferir ayuda financiera no usada a otros miembros de la familia. En esto hay condiciones y problemas que tú debes conocer. Por ejemplo:



  • La gente debe enrolarse por un total de 10 años si quiere transferir beneficios para educación, no usados, a miembros de la familia.

  • La gente que recibe una licencia que no sea totalmente honorable pierde todos los beneficios del GI Bill. Esto incluye “licencias generales” que muchas veces son dadas por problemas menores relacionados con deberes militares.

  • Los/las que se retiran de las FF.AA., antes de cumplir su contrato — como sucede con uno/una de cada tres (3) reclutados/as, pueden recibir beneficios reducidos, o no recibir ningún beneficio.

  • Veteranos de las FF.AA. que desean estudiar fuera del Estado en el que viven pueden recibir solamente menos que la mitad de la colegiatura. En el año 2017, el término medio adicional del costo de la colegiatura fue de $15,650 por año, para no-residentes (Trends in College Pricing. College Board).


Si necesitas dinero para pagar los estudios en un colegio universitario hay muchas otras fuentes de ayuda que puedes considerar, incluyendo subsidios y becas que son REALMENTE gratis. Los Colegios pueden ayudarte a encontrar financiamiento; vale la pena que tú investigues las numerosas alternativas disponibles, antes de entregar ocho años de tu vida a las FF.AA. Si entras directamente a la Universidad, en vez de ir a las FF.AA., puedes empezar a ganar salarios más altos como graduado/a de la Universidad, mucho más pronto.


¿HAY DISCRIMINACIÓN EN LAS FUERZAS ARMADAS?

Los militares dicen que tratan a todos igual, sin prestar atención al color de la piel, pero en realidad tienen serios problemas de desigualdad en sus filas. Un estudio encontró, que aunque el número de mujeres, de Afro-Americanos, Asiáticos, e His panos ha crecido con el tiempo, ellos tienen menos posibilidades de ser promovidas que los hombres blancos, y continuan teniendo baja representación en el alto rango de oficiales (Rand report TR1159, 2012). En el año 2014, el 16.9% del personal enrolado eran Afro-Americanos, pero solamente un 8.5% de ellos/ellas eran “oficiales comisionados.” Los Hispanos eran un 13 % de las filas de enrolados, pero solo un 5.9% de los “oficiales comisionados.” (Dept. of Defense Population Representation, 2014).


janie

¿PUEDEN LOS MILITARES DARME CIUDADANÍA?

No. Los Servicios de Ciudadanía e Inmigración son los que conceden ciudadanía, NO los militares. Tú puedes aplicar más rápidamente a las FF.AA. para obtener ciudadanía, pero también pueden negártela, como 7200 fueron rechazadas durante 2003-2014 (Al Jazeera, 5/8/2015). En caso de negarte la ciudadanía, pueden mantenerte en las FF.AA. y, posiblemente, mandarte a la guerra. Y si obtienes ciudadanía, también pueden revocarla si recibes una licencia menos que honorable, y en ese caso, pueden deportarte. Para más información sobre esto, ponte en contacto con el Proyecto YANO (ve la columna final de este folleto).


rita

¿QUÉ DEBERÍAN SABER LAS MUJERES Y MIEMBROS DE LGBTQ?

Además de arriegarse a los peligros de la guerra, las mujeres viven una amenaza especial — cerca de un tercio de todas las mujeres que están en las filas de las FF.AA. son sexualmente asaltadas, el doble del porcentaje de las mujeres civiles. (N.Y. Times, 2/26/13). Aún más, cuando los asaltos son reportados, el número de casos procesados es muy bajo; esto significa que, muchas veces, las víctimas tienen que continuar trabajando en un lugar hostil. Por muchos años, los militares han prometido corregir este problema, pero las cosas no han mejorado.


Aun cuando la norma que prohibió LGBTQ de los militares fue eliminada “amplios incidentes de persecucion y asalto fisico y sexual”, basados en la orientación sexual, han continuado (LGBTQ Policy Journal, 10/13) y no terminarán con un simple cambio de regla.valerie

¿CREES QUE LA GUERRA NO TE VA A TOCAR A TI?

A algunas personas que se enrolan se les ha hecho creer que ellos/ellas no serán mandados/as a la guerra y que no entrarán en combate porque se les promete un trabajo no relacionado con combate, porque están entrando a la Guardia Nacional o la Reserva, porque van a ser oficiales, o porque son mujeres. A algunas de estas personas se les ha dicho que las guerras actuales terminarán antes de que ellas completen su entrenamiento. Pero gente en las categorías mencionadas más arriba han sido enviadas a las zonas de combate. En un momento, la mitad de las tropas de la Guerra de Irak eran miembros de la Reserva o de la Guardia Nacional. También, a miles de personas de la Marina y la Fuerza Aérea se les asignaron peligrosos deberes en terreno — en Irak y en Afganistán—en guerras que han durado mas de 12 años.


Algunos reclutadores dicen que el riesgo personal es pequeño, que pocas personas mueren o son heridas en nuestras guerras. Sin embargo, en el año 2012, casi la mitad del 1.6 millón de miembros de las FF.AA. enviados a Irak y a Afganistán habían presentado documentación de incapacidad física o mental como resultado de sus heridas (Associated Press, 5/27/12).


El propósito principal de los militares es pelear en la guerra. Si a ti se te ordena ir a una zona de guerra, no puedes negarte a ir. Y si de repente te das cuenta que tus creencias religiosas, políticas , o morales no te permiten ir a la guerra, puede ser muy difícil salirse de las FF.AA. Antes de enrolarte, es importante hablar con algún veterano, o con alguien que haya tenido la experiencia de una guerra, y luego decidir si enrolarse es algo que tú puedes aceptar.


joey

SERVICIO A LA COMUNIDAD

Muchas personas se enrolan en las FF.AA. porque quieren ayudar y servir a otros. Esta es una gran meta, pero después de enrolarte puedes darte cuenta que el enrolamiento no es lo que tú esperabas, y que ya es muy tarde para cambiar tus planes.


Nuestros militares han sido ordenados a atacar y ocupar paises que nunca nos amenazaron, como Vietnam, Grenada, Panama e Iraq. En vez de defender su pais, algunos miembros del ejército sintieron que habian sido usados para defender gobiernos opresores o las ganancias de las companias petroleras. Pero no tenian opción, a menos que quisieran rechazar órdenes, o ir a la cárcel.


Si tu meta es servir, es importante que te hagas algunas preguntas difíciles. Independientemente del rango o del trabajo militar que te den, ¿estás dispuesto/a apoyar misiones en las que tú no crees y acciones que podrían causar gran destrucción y la pérdida de muchas vidas inocentes? ¿Te importa que las FF.AA. de los Estados Unidos produzcan más contaminación que ninguna otra organización global? ¿Aceptarías asumir responsabilidad por tales cosas con el fin de obtener dinero para tu educación, o por un trabajo que los militares te ofrecen?


Si no estás seguro/a de cómo responder a estas preguntas, toma el tiempo necesario y piensa; considera que hay muchos modos de servir a tu comunidad, a tu país, y al mundo. Por ejemplo, podrías ser maestro/a, bombero/a, trabajador/a social, o técnico/a de emergencia médica. Todas estas actividades son muy importantes y pueden “hacer una gran diferencia” en la vida de muchas personas.


marine

SI YA HAS ENTRADO AL PROGRAMA DE ENTRADA POSTERGADA (DEP)

Si ya te has inscrito en el DEP (o “Programa de Entrenamiento de Futuros Soldados” del Ejército), pero has cambiado tu decisión, cúidate de reclutadores que te digan que no puedes salirte (del DEP), o que debes presentarte a un campo de entrenamiento forzado para poder salirte del DEP. Ninguna de estas situaciones es verdad. Para salirte del DEP, hay algunas cosas sencillas que puedes hacer antes de la fecha en que debes presentarte a entrenamiento básico. No esperes que tu reclutador te va a ayudar, y NO debes ir a una base militar si te dicen que vayas allí para que te dejen libre del DEP. Para obtener ayuda gratis para salirte del DEP ponte en contacto con GI Rights Hotline, (877) 447-4487,  www.girightshotline.org.


jacknjill

COSAS QUE DEBERÍAS PREGUNTARTE ANTES DE ENROLARTE



  • ¿Estás preparado/a para pelear en cualquier guerra, en cualquier lugar, en cualquier momento que el gobierno te ordene?

  • ¿Te has informado de todas las posibilidades de ayuda financiera para el Colegio o de entrenamiento para un trabajo, y las posibilidades de encontrar un trabajo en tu comunidad?

  • Enrolarte en las FF.AA. ¿es algo que tú quieres hacer, o estás presionado/a por otras personas?

  • Además de hablar con un reclutador ¿has hablado con alguno/a de los muchos veteranos/as a quienes no les gustaron los militares? ¿Por qué no decidieron ellos hacer su carrera con los militares?

  • Si estás descontento/a después de haberte enrolado, ¿sabes que sería muy difícil salirte?

  • Si terminas con una licencia inferior a honorable ¿sabes cómo eso afectaría tu futuro?


jackie


9 PUNTOS QUE DEBES CONSIDERAR ANTES DE HABLAR CON UN RECLUTADOR

1) Los reclutadores no son consejeros de carrera. Se interesan en ti porque si no completan la cuota de reclutas, están obligados a trabajar sobretiempo, o son castigados. Un veterano reclutador le dijo al periódico Albany Times Union, “He reclutado por años y no conozco a ningún reclutador honesto. Yo tampoco lo soy.”


2) Saca una copia del acuerdo de enrolamiento militar (Formulario DD4) y léelo con mucho cuidado antes de firmar ningún papel. Bájalo de aquí: http://www.projectyano.org/pdf/dd0004.pdf


3) Conversa sobre el acuerdo de enrolamiento con tus padres y amigos, o con consejeros de la GI Rights Hotline. Pregunta sobre las partes del acuerdo que no comprendes bien.


4) Lleva contigo a uno de tus padres, o amigos/as como testigo, si vas a ver a un reclutador. Así tendrás a alguien que respalde tu versión de lo que dices, en caso de que haya discusión de lo que fue prometido.


5) Si tienes antecedentes criminales, una “condición médica”, or are undocumented, no lo niegues, aunque el reclutador te diga que no es importante.


6) HAZ UNA LISTA, POR ESCRITO, DE TODO LO QUE TE PROMETIERON, y asegúrate que el representante del reclutamiento firme esa lista! Las promesas de palabra no valen nada, pero recuerda que también las promesas por escrito pueden ser cambiadas en el contrato.


7) Saca copias de todo lo que firmes. Guárdalas en lugar seguro.


8) Si quieres una opción de enrolamiento especial, asegúrate de hacerle al reclutador preguntas como las siguientes:



  • ¿Por cuánto tiempo tengo que enrolarme para tener esta opción?

  • Hay requisitos especiales (escolares, físicos, o antecedentes de seguridad, etc.) que debo cumplir para recibir esta opción? ¿Qué pasa si descubro que no los cumplo pero ya estoy enrolado/a?

  • ¿Qué sucede si más tarde no hay espacio en el programa de entrenamiento, o en el trabajo para el que yo me inscribí?

  • Para opciones que incluyen una base o área particular donde deberás estar: ¿Me garantizan esta designación para todo el tiempo que estaré enrolado/a?


9) RECUERDA: Si no te gusta tu nuevo trabajo, no tienen obligación de permitirte hacer cambios, y no puedes retirarte! Licencias tempranas pueden ser muy difíciles de obtener sin castigo)

CÓMO ENCONTRAR UN TRABAJO NO MILITAR

Buscar un trabajo puede ser muy difícil. Algunos consejos útiles y modos de encontrar trabajo están disponibles en la red, en los sitios indicados más abajo:



  1. Career InfoNet: www.careeronestop.org

  2. Idealist.org: www.idealist.org

  3. Teens4Hire: www.teens4hire.org

  4. CareerBuilder.com: www.careerbuilder.com

  5. AmeriCorps: www.nationalservice.gov


Or explore other alternatives like internships or community service www.nnomy.org

¿PUEDO PREVENIR QUE MI ESCUELA LE DÉ MI NOMBRE A RECLUTADORES?


La ley permite que los reclutadores obtengan tu nombre, dirección y número de teléfono de tu escuela. Tu escuela debe informarle esto a tus padres y representantes, y darles la oportunidad de no participar en esta práctica (‘opt out’). Un vez que piden que tu nombre no sea dado, tu escuela puede darlo sin permiso escrito. Estudiantes sobre los 18 años de edad pueden decidir no participar sin necesidad de un padre o un representante.


Puede preguntar a su escuela si tiene un formulario de opción de selección de reclutador para completar. Ya sea que lo haga o no, cualquier solicitud por escrito de un padre o tutor debe ser respetada. Para obtener más información y ejemplos de formularios de exclusión, consulte: www.nnomy.org.


cas


¿QUÉ SUCEDE SI MI ESCUELA ESTÁ ADMINISTRANDO EL EXAMEN VOCACIONAL MILITAR, EL ASVAB?

Algunas escuelas administran el examen vocacional militar, el examen de aptitud vocacional de las fuerzas armadas (Armed Services Vocational Aptitude Battery, on ASVAB). Si te administran este examen, toda tu información personal será automáticamente compartida con reclutadores. No te pueden obligar a darles a los reclutadores esta información, pero las escuelas no suelen informar debidamente sobre esto y hacen parecer a este examen como un requerimiento. Para mas informacion, visita: www.nnomy.org


joey


¿PUEDO DISTRIBUIR ESTA INFORMACIÓN EN MI ESCUELA?

Si. Estudiantes en escuelas secundarias públicas tienen el derecho a la libertad de expresión bajo la Primera Enmienda. Esto incluye el derecho de distribuir volantes, tarjetas, peticiones y otros materiales dentro de sus escuelas, siempre y cuando estas actividades no interrumpan clases o interfieran con otros estudiantes. La escuela puede tener reglas razonables sobre cuando, donde, y cómo los estudiantes pueden ejercer su libertad de expresión.


Para mas informacion, visita http://bit.ly/studentrightsguide. Y visita la página de organizadores de Winning The Peace Organizers Page (Ganando la Paz) en el sitio web de NNOMY.


peacegirl


Before You Enlist! (2018) from Telequest, Inc. on Vimeo.

Mira “¡Antes de Alistarte!,” un video de veteranos de las FF.AA., uno de los cuales fue reclutador, compartiendo sus historias: www.beforeyouenlist.org

PARA MÁS IMFORMACIÓN



SOBRE GANANDO LA PAZ ('WINNING THE PEACE')

Ganando la Paz es un proyecto colaborativo de la Red Nacional Oponiéndose contra la Militarización de la Juventud (The National Network Opposing the Militarization of Youth), y organizaciones asociadas. Es una respuesta a las campañas engañosas y explotadores del Departamento de Defensa, cuyo fin es reclutar a jóvenes. Basados en experiencias de activistas de paz, grupos veteranos para la paz, padres y educadores preocupados, el proyecto provee a gente joven con información sobre el enlistamiento militar que frecuentemente no se encuentra en material de reclutamiento oficial.